Perfil del Egresado

Ser o no ser...

El licenciado en filosofía egresado del Centro de Estudios filosóficos Tomás de Aquino debe ser una persona abierta al conocimiento de la realidad y receptiva a la dinámica del desarrollo contemporáneo y sociocultural, a fin de enriquecerlo con sus aportes, creaciones y puntos de vista.

Deberá ser un profesional que tenga el hábito de fundamentar las diversas actividades de los hombres, en una sociedad que evoluciona y progresa; que señale las razones por las cuales dichas actividades deben ser así y no de otra manera.

Juzgará los acontecimientos y signos de los tiempos a profundidad, al relacionarlos con otros acontecimientos y darles un sentido totalizador.

Un filósofo que se sepa expresar a través de los medios de comunicación, coadyuvando en el logro de soluciones realistas a los problemas que se presentan en la realidad.

Si se dedica a la labor docente, ayudará al alumno a descubrir qué es lo que lleva al conocimiento de la realidad y a analizar críticamente la cultura filosófica, iniciando así a las nuevas generaciones en la reflexión sobre el mundo, el hombre y la trascendencia.

Como asesor, comunicador y educador social, ofrecerá en forma oral y escrita sus conocimientos a los profesionistas de otras disciplinas y al público en general, para que fundamenten tanto su conocimiento como su conducta.

Este perfil se puede expresar en los siguientes conocimientos, habilidades y actitudes del egresado de la licenciatura en filosofía del Centro de Estudios filosóficos Tomás de Aquino.

 

Conocimientos:

  • Conocerá analíticamente el contenido filosófico en la historia de la filosofía y conseguirá una síntesis sistemática de los principales contenidos y las aportaciones que los filósofos hicieron a los sistemas éticos, a la posibilidad del conocimiento y al conocimiento del hombre y de Dios, lo que le permitirá formarse su propio criterio.
  •  Habrá asimilado los fundamentos de la filosofía para poder, a partir de ellos, ser propósito profesional y socialmente.
  • Habrá adquirido un conocimiento profundo de la filosofía tomista, característica especial del Centro, que le podrá servir como marco de interpretación de la realidad. 
  • Se habrá adentrado en el análisis de los problemas de las ciencias, los métodos y procedimientos didácticos adecuados para desempeñar de la mejor manera la labor docente, que constituye una de las actividades fundamentales del filósofo.

 

Habilidades:

  • Analizar problemas sociales en el contexto de la realidad social desde una perspectiva filosófica.
  •  Comprender los elementos necesarios para un análisis político del desarrollo social.
  • Hacer una hermenéutica sistemática del discurso filosófico.
  • Dominio de las técnicas de investigación y de los métodos propios de la filosofía.
  • Expresarse en forma oral y escrita con claridad y precisión.
  •  Saber debatir en forma oral y escrita.
  •  Saber comunicar y explicar su pensamiento a los demás.
  • Analizar y descubrir los supuestos epistemológicos e ideológicos de las distintas metodologías aplicados en el campo filosófico.
  • Identificar y plantear filosóficamente problemas de la realidad social.
  •  Sistematizar información.
  • Aplicar las diversas técnicas de investigación bibliográfica y filosófica en la elaboración de ensayos, monografías, artículos, etc.
  • Trabajar en equipos multi e interdisciplinarios.
  • Ser metódico en la exposición y registro de la información.
  • Perseverar en la búsqueda de la información.
  • Curiosidad por comprender y conocer; plantearse problemas, ampliar la información.
  • Saber argumentar y debatir.

 

Actitudes:

  • Ser crítico y objetivo.
  •  Ser responsable.
  • Comprometerse con la filosofía a través de los medios de comunicación social.
  • Ser analítico.

 


Tweets del CEFTA